Clínica Smile Design mantiene firme su certificación ISO 9001

La acreditación lograda en 2017 les ha permitido mejorar su rendimiento, en base a principios de calidad reconocidos a nivel internacional, con los que seguirán siendo los especialistas en sonrisas de la Región del Biobío.

Un proceso de gestión que hoy en día, le vale a Smile Design, especialistas en sonrisas, ser una de las clínicas odontológicas con los mejores estándares de calidad que existen en el Gran Concepción, fue la certificación ISO 9001 que les otorgó la agencia belga Bureau Veritas, lo que los lleva a mantenerse en una mejora continua en sus sistemas de gestión, calidad y procesos, logrando una optimización en sus operaciones en torno a las necesidades y expectativas de los clientes.

El centro odontológico, perteneciente al Grupo Omega, que reúne empresas de los rubros de inversiones y salud , entre otros; quiso también sumarse a la forma en que trabajan estas compañías, operando la clínica con los mismos parámetros y políticas de calidad, lo que sin duda repercute en una mejora de la atención a sus clientes.

Partieron el proceso en 2017. “Realizamos una auditoría y el trabajo de ordenar la estructura administrativa para acreditarnos con uno de los líderes mundiales en evaluación y certificación, entonces tuvimos que implementar todos nuestros sistemas de gestión, de auditoria, gestión de un reclamo o sistemas internos, que finalmente repercuten en un servicio óptimo para el cliente, donde existe seguimiento de los casos, existe la documentación en orden, e incluso influye en los insumos que debemos utilizar”, explicó Daniel Cárdenas, gerente de Clínica Smile Design.

Al respecto, el profesional aseguró que el estándar ISO 9001 con que el que hoy cuenta esta destacada clínica, no existe en Concepción. “Hemos incluso averiguado con Bureau Veritas y no hemos encontrado otra clínica odontológica con certificación ISO 9001 ni siquiera en Chile, somos los únicos en el país”, destacó.

Incluso, comentó que luego de certificarse bajo la norma 2008, que era la única vigente al momento de realizar el proceso, se actualizaron en 2018 con la normativa actual, que corresponde a 2015. “Esta es la última versión que existe en el mundo de esta norma y hoy tenemos que si o si seguir estos protocolos, ya que podemos ser auditados al menos una vez al año y nos interesa mantenernos en la norma, ya que para nosotros es un incentivo para ser los mejores, con una cultura empresarial comprometida en la calidad de procesos y servicios, con nuestro personal involucrado en la mejora continua que implica una certificación de este nivel”, aseguró.

Sobre este nuevo paso para la clínica, Cárdenas hace hincapié en que además les permite ver que están funcionando de manera correcta, estructurada y ordenada. “Hay políticas que se traspasan a la calidad del servicio que entregamos, porque al tener una línea de procedimiento, en la que se ven temas hasta de seguridad, de atención de público, de personal, entregamos un producto, una clínica con una estructura robusta para nuestros clientes”.

Gracias a esto, Clínica Smile Design seguirá avanzando a paso firme en su mejora y rendimiento, en base a principios de calidad reconocidos a nivel internacional, con los que seguirán siendo los especialistas en sonrisas de la Región del Biobío.