Playa, campo, río, vegetación y muchas olas es lo que caracteriza a este paraíso terrenal ubicado a 13 kilómetros de Cobquecura, un lugar que invita a descansar con familia y amigos y también a disfrutar de una belleza natural.

 Por Catalina Morgado

Historia

Durante los años de la fiebre del oro en Estados Unidos – en 1848 aproximadamente- Buchupureo funcionaba como puerto y ofrecía servicio de embarque para la producción de cereales de la zona, destinada sobre todo al mercado de California. Más adelante se volvió un centro de construcción para las lanchas destinadas al norte de Chile. Ya a mediados del siglo XIX contaba con dos astilleros.

A fines de esta época, cuando aún se realizaban actividades portuarias, la rada de Buchupureo estaba formada por una extensa playa arenosa, donde el mar rompe pesadamente.

Por aquella época, el caserío del pueblo lo conformaban tres bodegas y unas cuantas viviendas. Hacia 1880, la población no era superior a los 100 habitantes.

Junto a las bodegas estaba el semáforo del puerto, y en sus proximidades se encontraba el único desembarcadero que, por lo general, se encontraba en mal estado.

Los recursos de aguas y víveres eran bastante escasos. El agua era vendida en pequeños barriles por 12 centavos el barril de 35 litros. Los comestibles frescos sólo podían adquirirse en pequeñas cantidades, por lo que todo buque que tuviera a Buchupureo como puerto de destino, debía ir provisto de todo lo necesario.

Sin duda que el mayor desarrollo de esta localidad dependía de la construcción de más y mejores vías de comunicación con las ciudades y pueblos interiores. Lamentablemente, esta necesidad nunca se vio satisfecha y, a pesar de que pudo haber sido un puerto destacado para las regiones limítrofes, hoy sigue siendo un gran atractivo turístico nacional.

image-5 para WEB

Un paraíso en el Biobío

 Sólo a 13 kilómetros de Cobquecura se encuentra ubicado este imperdible de la provincia de Ñuble.  Su majestuosidad y belleza es la que atrae a todos los turistas durante el año y su mezcla entre campo y mar es lo que lo ha transformado en un interesante destino para visitantes locales y de otros puntos del mundo.

Las playas de esta localidad rural chilena la han hecho famosa, sobre todo entre los surfistas, quienes visitan en masa este bello lugar.

Esta hermosa localidad se encuentra rodeada por un río apto para el baño en su entorno natural, el que también es altamente concurrido en el verano.

Lo más destacable de este lugar es la cantidad de parajes naturales de inconfundible belleza, que deleitan la vista y permiten que las familias puedan disfrutar de entretenidos lugares de esparcimiento y recreación. La costa presenta aguas de gran transparencia, fuerte oleaje y temperatura regular, lo que permite la práctica de deportes náuticos, como el surf y  bodyboard.

Uno de los atractivos de Buchupureo es la playa de Tregualemu, una de las mejores tanto para pesca deportiva como para surf, ya que tiene un oleaje de entre dos a cinco metros.

Tregualemu se encuentra junto a la desembocadura del estero del mismo nombre, en el extremo sur de la comuna de Pelluhue, y aparte de los evidentes atractivos que genera en los turistas, posee una belleza arquitectónica especial, donde destacan sus antiguas casas patronales chilenas.

Más allá de sus reconocidos atractivos costeros, Buchupureo ofrece a sus visitantes la posibilidad de organizar excursiones a caballo, a pie o en mountain bike para descubrir los tesoros de sus tradiciones y de sus bellezas naturales. Una curiosidad: la actividad agrícola de esta localidad está enfocada sobre todo en el cultivo de paltas y papas, de hecho estas últimas son consideradas entre las mejores de Chile.

Buchupureo cuenta con distintos hoteles y restaurantes con vista a la hermosa rivera. Locales gastrónomicos como “El Puerto” y “La Joya del Mar”, y hoteles como “Los Maquis” y “Buchupureo” son destacados de la zona y los más demandados por los turistas nacionales e internacionales.

El parque Las Nalkas es otra atracción más de Buchupureo. Como su nombre lo dice, es un bosque de nalcas y helechos, una reserva privada de bosque nativo que cuenta con senderos de trekking y cabañas construidas sobre árboles.

Este hermoso atractivo es posesión del surfista Paolo Lombardi, quien adquirió 32 hectáreas de bosque y se preocupó de conservar el entorno y construir pintorescas cabañas geométricas. Lo primero que se divisa al llegar a este paraíso es una cabaña de tres pisos en la copa de un pino, y un poco más allá, en unos antiguos eucaliptus, una pasarela roja  rodeada de nalcas por la que se llega a una piscina coronada por un buda rodeada de plátanos, buganvillas y palmeras.

Este parque cuenta con siete miradores y varios kilómetros de senderos de diferente dificultad que conducen a selvas de helechos y cascadas.

Buchupureo se distingue no sólo por sus playas, sino que también por su bosque, el río y el campo, todos estos atractivos lo han convertido en un destino imperdible de la Región del Bío Bío, según Sernatur, que lo cataloga uno de los cinco destinos de la zona más visitados por los turistas.

DATOS

  • Buchupureo se encuentra a 13 kilómetros de Cobquecura, en Ñuble.
  • De acuerdo al último Censo, en el lugar viven 478 personas, quienes fomentan el turismo, la hotelería y gastronomía de la localidad.
  • Según la web “Chile es tuyo”, para llegar a Buchupureo una opción es ir al Terminal Collao y tomar un bus hasta Quirihue y luego tomar otro con destino a la costa de Cobquecura.
  • Uno de los must see del lugar es la playa de Tregualemu, idónea para la práctica de la pesca deportiva y para el surf.
  • Según Sernatur, es uno de los cinco puntos de la zona más visitados por turistas.