Además de cuidar la flora y la fauna, este tipo de deportista durante su expedición está consciente de reciclar todos los productos que consume, cuidando así la naturaleza y el medio que lo acoge en cada una de sus experiencias.

Por José Luis Vargas

 

El ruido y el estrés que se vive a diario en las grandes ciudades impulsa a que muchos hombres encuentren en la naturaleza o la montaña aquella tranquilidad que los mantiene sanos y equilibrados. Razón por la cual en la actualidad este estilo de vida tiene cada vez más seguidores.

En este escenario aparece el montañismo, el trekking y el hiking, “todas actividades que nunca pierden el sentido deportivo, y pese a ser una pasión, los amantes de la naturaleza reconocen que sólo una parte de su vida está enfocada en este tipo de ejercicio”, indicó María Eugenia Otth, dueña de la tienda Esc Outdoors.

Quienes se sienten parte del mundo outdoor tienen la capacidad de juzgar las condiciones del ambiente y del tiempo, por eso, al momento de emprender una excursión se preparan física, espiritual y psicológicamente. Estado que les permite vivir una experiencia mucho más enriquecedora al entrar en contacto con la naturaleza.

“Como son respetuosos del entorno, siempre cuentan con una guía para enfrentar cualquier inconveniente que se les pueda presentar. Asimismo, nunca se olvidan de comunicar el objetivo y la ruta prevista a sus parientes más próximos, manteniendo así informada a la familia del recorrido que realizarán”, enfatizó Otth.

Todo amante de la vida outdoor está en conocimiento de cómo vestirse al momento de practicar este deporte, donde una camiseta de microfibra, un polar o una chaqueta de plumas, más una cortaviento o impermeable serán claves para mantenerlos abrigados. Vestuario que se complementa con un calzado apropiado al terreno que se pretende recorrer, guantes, lentes, gorro y calcetas aptas para este tipo de entrenamiento.

“Si bien la ropa outdoor tiene un precio elevado, expertos instan a preferir siempre productos originales y garantizados, ya que de lo contrario subir a la montaña o hacer trekking puede transformarse en un riesgo”, sostuvo la experta.

La alimentación es otro factor importante para los fanáticos de la naturaleza, en que una buena ingesta de carbohidratos la noche previa a la excursión es muy necesaria. Además, es vital incorporar al menú un sándwich, una barra de cereal, caramelos o galletas dulces para consumir media hora después de cada caminata.

¡Presta atención! Si estás haciendo dieta es mejor olvidarse de practicar alguna de estas disciplinas, de lo contrario se pueden sufrir serios problemas de salud. Algo que todo hombre que se define como outdoor debe tener claro, ya que son este tipo de excursiones las que los mantiene fuertes, saludables y vigorosos. Sin duda, un estilo de vida sano y entretenido para todos los integrantes de la familia.