eng020a_-_english_for_children_and_teenagers_-_2056Por Jaime Jímenez

Según el EF English Proficiency Index 2014, Chile se ubica en el lugar 41 entre las 63 naciones que rindieron el examen respectivo, a nivel mundial. Aunque los resultados han mejorado, parece ser que el dominio del inglés en el país sigue siendo un tema pendiente.

Por eso los colegios bilingües se alzan como la perfecta alternativa para quienes buscan fomentar una segunda lengua en sus hijos desde pequeños.

La profesora de inglés de la Universidad de Concepción, Carmen Morales, aconseja que mientras antes los niños se introduzcan al mundo del inglés, mucho mejor: “A esa edad, ellos están ávidos de conocimiento y sus mentes aún son esponjas. Las clases deben ser motivadoras y lúdicas porque el foco de atención es corto y para mantenerlos interesados es necesario hablar en inglés todo el tiempo, jugando y cantando para que el aprendizaje sea más entretenido y natural”.

La docente, que también tiene un postítulo en psicopedagogía, sugiere que lo ideal es comenzar lo antes posible, ojalá antes de los 3 años. Luego, a los 4, puede ingresar a un establecimiento bilingüe. A esta edad, dice, los escolares aprenden naturalmente, ya que no tienen prejuicios ni vergüenza, como sí suele pasar cuando son adolescentes.

Además, señala que, de acuerdo a expertos, “los niños que aprenden dos idiomas a la vez son más creativos y son más resolutivos en la solución de problemas y más flexibles en su forma de pensar”.

El ambiente globalizado que impera hoy en el mundo (las redes sociales, por ejemplo) promueve el interés casi obligado por el idioma inglés, ya que la abundancia de términos anglo confunde a varios.

El director ejecutivo de Wall Street English, Maulén Rodríguez, señaló a un medio hace unos días que incluso los videojuegos ayudarían a potenciar el inglés en niños y adolescentes.

Brian Reyes, estudiante de 2do medio del British Royal School, concuerda con dicha información: “Eso ayuda demasiado en el aprendizaje del inglés. Los recursos audiovisuales son muy utilizados por los profesores para enseñar, así desarrollas tu oído y tu lectura en inglés y, a medida que lo vas dominando, comprenderás al 100% lo que se está diciendo. Hay gente que incluso aprende inglés sólo escuchando música”.

Es por esta razón que Carmen Morales insiste en que, aunque se estudie en colegio bilingüe, nunca está de más echar un vistazo a otras herramientas: “Al alumno le diría que, si tiene facilidad para adquirir un segundo idioma, que le saque partido, y si por el contrario no logra aprender, busque apoyo. Los cursos de inglés son caros, pero Internet ofrece alternativas, sólo necesita darse cuenta que le será de gran utilidad para su futuro manejar una cantidad importante de vocabulario en inglés, trabajar la gramática y recurrir a páginas de audios muy útiles en la web, como ELLLO y RANDALL’S”.

Sobre el impacto que tiene manejar un segundo idioma, Reyes es enfático en señalar que “el inglés te abre un mundo de posibilidades, no sólo de aprender un idioma y ser bilingüe, también en lo laboral, social, cultural. Puedes comprender el idioma más hablado en el planeta sin dificultades, te abre una puerta directa hacia un mundo, donde si bien al inicio tendrás dificultades de entender porque no es tu lengua natural, después se transforma en algo habitual. No se te olvidará jamás”.