Hace tres años dejó las cámaras y el trabajo en terreno para regresar a las aulas de la casa de estudios que la formó. Pero,         esta  vez no fue como estudiante, sino como directora de la carrera de Periodismo de la Universidad del Desarrollo. Revalorar el papel     del periodista es una de sus motivaciones en este  desafío.

Por Alejandra Jara / Fotos Patricio Barría 

Durante mucho tiempo, la periodista Alejandra Gouet acompañó a miles de televidentes que se informaban a través de las pantallas de TVN sobre el acontecer de la región del Biobío. Su carrera en ese canal, donde también ocupó el cargo de editora periodística, comenzó en 1995 cuando ingresó como alumna en práctica.

Después de 15 años de trayectoria en la señal pública, la profesional decidió retirarse en 2011 para pasar más tiempo con sus dos hijas, Elena (5) y Ángeles (3). Atrás quedaron las extensas jornadas de reporteo, o la maratónica cobertura que realizó del terremoto del pasado 27F.

Pese a que cuenta que a veces extraña estar en el lugar donde ocurre la noticia, hoy disfruta mucho su nuevo desafío como directora de Periodismo en la UDD. Dice que además de aportar con su gran experiencia en la formación de los alumnos, también quiere contribuir en la revalorización de la figura del periodista por parte de la sociedad.

_PBM4096Del terreno a la docencia

¿Cómo  describirías tu experiencia en TVN?

Yo vengo de una época en que el trabajo era súper “aperrado”. No importaban los horarios, estábamos muy dispuestos a trabajar, vivíamos y respirábamos periodismo todo el tiempo. Cuando ocurría un suceso rogábamos al editor poder ir.

¿Qué es lo que más extrañas del trabajo en prensa?

Principalmente no estar en terreno, ni en sintonía con lo que está pasando. A veces uno hace de manera mecánica el trayecto desde el trabajo a la casa y sin conectarse mucho con el entorno. Por ejemplo, ni siquiera alcanzas a percibir cosas simples como si la gente está feliz o triste.

¿Cuál es tú aporte a la formación de nuevos periodistas?

Mi aporte es mi experiencia laboral, y que vengo de una escuela antigua donde el rigor, la seriedad y la responsabilidad son los ejes principales del ejercicio periodístico.

Además, me encantaría ayudar en la revalorización de nuestra profesión y contribuir a cambiar el prejuicio a veces negativo que hay sobre ésta. Me da mucha pena cuando la sociedad no nos valora. Se trata de una carrera muy importante y valiosa, fundamental para el desarrollo de los países, la democracia y la reflexión histórica.

¿Cuál es la realidad de estos nuevos profesionales?

Los periodistas de hoy en día se enfrentan a desafíos distintos. Así como hay mucha competencia, también hay más posibilidades de trabajo. Se ha desarrollado un gran mercado en Internet, el área digital o la comunicación estratégica.

Hoy, el público es cada vez más difícil de cautivar y es interesante el ejercicio intelectual que los periodistas hacen para captar su interés.

_PBM4171

Grandes transformaciones en poco tiempo

¿Sientes que para los televidentes es importante contar con un canal de televisión regional?

Sí. La proximidad es uno de los criterios de interés periodístico. La gente necesita saber qué está pasando en su ciudad o región, o que las noticias se aproximen a su realidad.

¿Qué desafíos enfrenta el periodismo regional?

A veces cometemos los mismos vicios que criticamos de Santiago. Por ejemplo, somos muy centralistas respecto de la capital regional.

Además, creo que sólo nos enfocamos en el periodismo informativo, me encantaría que pudiésemos desarrollar otros géneros, como por ejemplo la investigación. Pero, esto es complejo en la industria local, ya que hacer buen periodismo es caro y  no contamos con tantas alternativas de publicidad.

También creo que deberían existir más posibilidades de desarrollo profesional, ya que muchos buenos talentos emigran a la capital en busca de nuevas oportunidades.

¿Qué opinas sobre la crítica constante que se hace a los canales de TV por incorporar mucha entretención en su programación?

Los medios tienen varias misiones. Una es informar, otra es entretener, y además educar. Como son masivos deben incorporar varios productos en su pantalla, por lo que muchas veces hacen malabarismo para tratar de conjugar los tres roles. Hay que considerar que en la actualidad han aparecido nuevos canales destinados únicamente a informar como es el caso de la señal 24 Horas o CNN.

_PBM4203

¿Crees que la sociedad ha perdido el interés por estar informada?

No lo creo. Soy de las que piensa que la necesidad de saber qué está pasando es parte de la naturaleza humana. Lo que ocurre es que ahora existen otras vías para hacerlo, por lo que los medios de comunicación tradiciones, como los diarios, están en crisis. Cada día surgen nuevas alternativas en Internet, por lo que ha sido difícil adaptarse a esta realidad.

En este sentido, diría que estamos viviendo una nueva revolución. Tal como ocurrió cuando apareció por primera vez la televisión y no se sabía cómo evolucionaría.

¿Y qué te parecen estas nuevas alternativas de información?

A veces me preocupa cuando las personas, por ejemplo, dicen que sólo se informan a través de Twitter. En este caso han surgido los denominados reporteros ciudadanos y es difícil saber si en las informaciones que publican están presentes los códigos básicos del ejercicio periodístico.

¿A qué retos se enfrentan las escuelas de periodismo en esta nueva realidad?

Tienen que adaptarse al nuevo escenario de las comunicaciones de manera rápida. Hay que estar muy atento y sintonizado. Por ejemplo, en el caso de la escuela de Periodismo de la UDD hace dos años se renovó la malla que apenas había alcanzado a cumplir cuatro años. Esto no ocurrió porque malla fuera mala, sino porque el entorno ya se había transformado en muy poco tiempo.