Pingueral nos recibe majestuoso, con un clima y un día maravillosamente soleado. Cálidos rayos de luz invaden cada uno de los parajes seleccionados, llenos de energía y vitalidad. Prendas cómodas, versátiles y de colores nobles, representan el concepto primavera-verano que ya se respira.