Aceite de coco

El secreto natural de la salud y la juventud

Más allá de ser utilizada en diferentes preparaciones gourmet, el aceite de coco ofrece un sinfín de utilidades para la cosmética y la salud. Cuidado del cabello, de la piel, alivio del estrés, mantenimiento de nivel de colesterol, pérdida del peso y regular el metabolismo son sólo algunos de los beneficios que este producto, proveniente de países tropicales, ofrece hoy en día.                                                                                             

Por Pamela Vergara I.

Hace un año aproximadamente, Pamela Jacobs, una mujer inglesa de 52 años atrajo la atención de los medios de comunicación tras ser bautizada mediáticamente como “la mujer que no envejece”. Y es que a sus 52 años de edad no aparenta más de 30. Tanto es así que las imágenes del rostro y cuerpo de Pamela recorrieron el mundo entero, causando verdadera curiosidad por conocer sus secretos. Pero ¿cómo logra mantenerse tan joven? Jacobs señaló en una entrevista que en parte se lo debe a los genes, pero también a una dieta sana, mucho ejercicio y una enorme cantidad de aceite de coco y es que según sus propias palabras, “Soy amante de él y lo uso para cocinar, se lo agrego a mi café, lo utilizo para quitarme el maquillaje, como crema para el cuerpo y como tratamiento capilar, tal y como me lo enseñó mi mamá”.

En tanto, celebridades como Gwyneth Paltrow, la supermodelo Gisele Bundchen y hasta Angelina Jolie han declarado abiertamente utilizar este producto natural para casi todo, desde la cocina hasta la limpieza dental, siendo hoy en día muchas las personas que siguen esta tendencia, rendidos a una alternativa repleta de cualidades.

Pero, ¿qué hay detrás de este fascinante óleo? proveniente de países tropicales, su producción se realiza en zonas que utilizan agricultura ecológica en sus cultivos y tratamiento manual de cosechas, razón por la que su valor en el mercado chileno lo hace ser un poco más elevado que el resto de los aceites procesados.

Según Naturelia, emporio dedicado a la comida saludable y gourmet ubicado en pleno centro penquista, el aceite de coco es un producto beneficioso que no sólo se puede utilizar para la cocina, sino que también para la humectación de la piel, observando sus resultados generalmente en menos de un mes.
Sandra Vera, dueña de Naturelia y dedicada a la venta de este producto hace más de 2 años, señala que los principales beneficios de este aceite son que “se puede utilizar tanto para freír como cocinar y someter a altas temperaturas. Ayuda además al cuidado de la piel, reduciendo arrugas, y siendo particularmente generoso con personas que tienen problemas de acné, manteniendo la piel más humectada”, hecho que comprueba a diario a través de sus propios clientes que le hablan de las bondades de este milagroso óleo.

Una asidua consumidora de este aceite es Gisella Ramírez,
profesora de 37 años, quien dice haber obtenido excelentes resultados en poco más de 1 mes, “los efectos logrados son apreciables a simple vista, la piel de mi cara y mis manos ha mejorado bastante, incluso lo he utilizado en quemaduras producidas por el sol y la verdad es que los resultadoshan sido inmediatos, es increíble lo que un producto natural puede hacer”.

Otra fanática del uso de este óleo es María Paz Zambrano, enfermera de 52 años, quien, desde hace 6 meses, aproximadamente, utiliza el aceite en su rostro y manos “lo uso preferentemente en el cuerpo, es muy bueno, hidrata y aclara la piel. Cuando ya tienes más de 50 buscas alternativas a los productos químicos. Lo mejor es que no tiene contraindicaciones y tampoco efectos secundarios”.
Llama la atención que este aceite tenga un valor más elevado que el resto, Sandra Vera de Naturelia explica este extraño fenómeno, “y es que el proceso de extracción y prensado es caro, porque es manual, pero en definitiva el resultado es más saludable y mucho más beneficioso que el resto”.

El consumo de este producto natural ha ido en aumento durante los últimos años lo que se ha visto reflejado en la existencia de variadas marcas en el mercado y distintas clasificaciones de este aceite, “la demanda ha aumentado, así como también los lugares donde se comercializa. Antes era más complejo poder encontrar este tipo de óleos en la ciudad, debiendo comprarlo afuera o pedirlo por internet, hoy en día y producto de lo natural que es y los buenos resultados que otorga, su consumo se ha hecho más masivo”, enfatizan desde Naturelia.

Para Sandra Vera lejos el más recomendable es el aceite de coco orgánico, “la idea es que sea un producto de primera extracción, extra virgen y refinado en frío, ojalá que sea orgánico aunque hay muchas marcas que sí lo son pero que no tienen la certificación”.

En esto concuerda Christian Bórquez, dueño de la empresa y web aceitedecoco.cl que se dedica hace 5 años a la venta y envío de este producto a distintas regiones del país, “recomendamos el aceite de coco de primera prensa, extra virgen y orgánico, que no tenga ningún aditivo ni preservantes. Nosotros tenemos comestibles y cosméticos, en el caso del primero el valor del medio litro es de 12.000 pesos y el de litro de 20.000. Para los cosméticos, tenemos formatos que parten desde los 5.500 pesos”.

Para Bórquez su uso es variado, “en cosmética es muy usado, dado que es altamente hidratante, cicatrizante y con propiedades que permiten disminuir líneas de expresión. Permite mejorar pieles con acné, dermatitis, picaduras de insectos y otros problemas cutáneos. Es maravilloso para el cabello, da brillo y lo nutre. Incluso en algunos lugares es utilizado para prevenir canas prematuras, calvicie y caspa. En la cocina, puede ser usado en reemplazo de los demás aceites”.
Muchas son las personas que le han dado un lugar fundamental en su cocina. Angélica Ramírez, profesora, lo ha utilizado para cocinar por más de 2 años y señala que no sólo la calidad de su piel y pelo han mejorado, sino que es más saludable a la hora de hacer distintas preparaciones, “soporta mayor temperatura y no se altera como otros aceites. Me agrada el sabor y aunque muchos lo prefieren sin sabor a coco yo utilizo el que sí lo tiene, lo potencio con leche, crema o coco rallado, lo uso en ensaladas y otras elaboraciones”.

Pero, ¿existe alguna contraindicación para su uso?, “El aceite de coco no es un medicamento, es un alimento, por lo tanto tiende a ser beneficioso para el organismo. De acuerdo a múltiples autores, como el doctor Bruce Fife, este aceite no tiene ningún efecto secundario perjudicial. Incluso el doctor Jon Kabara, que ha estudiado las propiedades de este alimento durante casi 50 años, señala que los ácidos grasos del coco tienden a ser de las sustancias químicas menos tóxicas que el hombre conoce”, afirman desde aceitedecoco.cl.

Para Daniela Enriquez, nutricionista y coaching nutricional, “el aceite de coco ayuda a generar nutrición a nivel cerebral, muy distinta a la que genera la glucosa”. No obstante, esta profesional recomienda cuidar la cantidad del consumo, por cuanto se debe tener siempre en cuenta el plan alimenticio. “Hay que tener claro que todas las grasas son calóricas y el aceite de coco es grasa saturada y dependiendo de cómo se formule el régimen se puede consumir en altos niveles, pero en una dieta normal que contenga carbohidratos no va a ser tan provechoso”.

Entonces, ¿es aconsejable su consumo?, “sí, yo lo recomiendo, pero siempre dentro de una pauta, no como suplemento. La gente cree que consumiendo aceite de coco va a adelgazar y eso no es así, a menos que haya una dieta adecuada. En mis preparaciones también lo utilizo, ya que al ser grasa saturada es más estable que otros productos, para cocinar es el mejor”, explica la nutricionista.

Sin duda, que la ciencia seguirá encontrando nuevos atributos al aceite de coco, el que ya ha demostrado con creces que, por lo menos en el mercado nacional, llegó para quedarse.