Falta de sueño, deshidratación y el estrés propio de marzo al volver a la rutina, traen consigo esos odiosos círculos oscuros alrededor de los ojos. Benditas ojeras que delatan el cansancio y se acentúan aún más si genética y hormonalmente somos propensas a ellas.

Afortunadamente no todo está perdido y la cosmética nos da opciones para disimularlas, aunque hacerlas desaparecer no siempre es tan fácil como los productos prometen.

Entre los productos que son más efectivos se deben privilegiar aquellos que aportan mayor hidratación a la piel y que son específicos para la zona de los ojos, ya que éste es uno de los sectores con la piel más delgadas del cuerpo y diferente a la del resto del rostro, por lo que requiere cuidados especiales.

Un dato que resulta muy útil para maximizar el efecto de los sueros o cremas de contorno de ojos, es el mantenerlos a baja temperatura. Por lo que dejarlos en el refrigerador antes de su uso, será un buen aliado.

Además de productos, existen masajes que ayudan a activar la circulación y descongestionar la zona para que la mirada luzca más fresca. Suaves golpecitos con la yema de los dedos alrededor de ellos, ayudan a segregar la sangre acumulada en el contorno los mismos.

Si aparte de oscuro, el problema va con inflamación o las conocidas “bolsas” será de gran ayuda usar compresas frías de manzanilla y pepino.

Estas prácticas no son milagrosas, pero sin duda ayudarán a disimular los signos de cansancio y estrés que acumulará nuestra mirada. La constancia, buenas horas de descanso junto a una alimentación saludable y buen maquillaje, harán que desaparezcan y puedas lucir como siempre soñaste.

Romina Peñailillo
Fashion & Beauty Styling
Asesoría de Imagen
Make-up
[email protected]