Patricia Bañados, consultora de moda

“Siempre me gustaron las comunicaciones”

Pata, como le llaman todos, es periodista y consultora de PR del área de moda, lujo y tendencias de MG Consulting. Le fascina la ropa, por lo que la moda en su vida es trascendental, y aunque reconoce que muchas veces ésta posee una carga negativa que se ve frívola y superficial, para ella no es más que una profunda expresión de emociones e identidad.

Por Gabriela Bustos P. | Fotografías Jose Ovni

“Se trata de cómo me quiero ver cada día, cómo me siento y relaciono con el resto, qué es lo que deseo expresar. Es lo más inmediato, porque lo ve todo el mundo. No necesitas decir una palabra para que lo comprendan”, explica la profesional que lidera las comunicaciones de Tous, Steve Madden y Dockers Chile.


La determinación con que se expresa, puede estar marcada por las clases de piano que odiaba cuando niña, pues asegura que fue la constancia en aquello, lo que le enseñó el valor de la disciplina que aplica hoy en cada ámbito de su vida. Pero si de rememorar la infancia se trata, no hay recuerdos más bellos que los panoramas con sus abuelos. Las salidas en tren, las idas al teatro, y una serie de momentos que ellos ingeniaban, se han convertido hoy en una motivación para saber cómo complementar su pasión y desempeño laboral, con el deleite de compartir siempre horas felices con su pequeño hijo. Ambos ejemplos de aprendizaje constante, son un fiel reflejo de su filosofía de vida.

Decidirse a estudiar Periodismo no fue fácil. Pese a que desde niña tenía clara su vocación, y la dejaba en evidencia entrevistando a toda su familia, los consejos del resto respecto a lo poco rentable de esta profesión, confundieron su decisión y la llevaron a estudiar en primera instancia Hotelería y Turismo. Pero como todo debe seguir su curso en la vida, fue allí donde un profesor de Expresión oral y escrita, le dijo: “Tú estás pintada para Periodismo”; palabras tan certeras como reveladoras. “Siempre me gustaron las comunicaciones, y hoy más que nunca tengo la certeza de que si eres buena en lo que haces, las cosas van a resultar. Siento que no pude haber elegido una mejor carrera”, cuenta con satisfacción.

Así como tuvo clara su verdadera vocación, también sabía que podía volcarla hacia otra de sus grandes pasiones. “Siempre hemos querido decir algo a través de la ropa, porque comunica un montón. Por eso me encantaría trabajar en esto el resto de mi vida”, sostiene la creadora de Fashionista Green; proyecto que surgió como resultado de su interés constante por querer saber qué hay más allá de la industria de la moda, cuál es el impacto que provoca, cuáles son las alternativas de compra para el consumidor, y una serie de interrogantes que surgieron en ella tras el impactante documental The true cost, que dejó en evidencia las crueles problemáticas asociadas.

Si bien valoró siempre la ropa de segunda mano, y no se caracterizaba por seguir a diseñadores, el impacto social y el maltrato del que eran víctimas mujeres y niños, la llevó a querer ser agente de cambios, y a cuestionarse un montón de cosas que hay detrás de una industria textil que sabe no puede terminar, pues es al mismo tiempo el sustento económico de varias naciones.

Tanto su proyecto de título, como su sitio, tuvieron por objetivo mostrar a gente que ve la moda con un enfoque más sustentable. “Yo creo que el cambio debe decirte, O.K, puedes verte como de pasarela, pero sin la necesidad que alguien sufra por ello. En el fondo es mantener tu cadena de valores. Eso es fundamental, reforzar tu identidad”, cuenta.

En este mismo marco tiene varios proyectos para el mediano plazo. En particular está dedicada a un emprendimiento, cuyas novedades se estarán vislumbrando este año. A su vez, las proyecciones a corto plazo son continuar en su función como consultora, que reconoce le gustaría perpetuar por mucho tiempo. “Mis labores son posicionamiento de marca a través de estrategias comunicacionales que van alineadas con marketing. Ha sido todo un desafío, porque el mercado avanza muy rápido, y si uno no tiene el dinamismo de seguirle la mano, muchas veces quedas fuera. En este mundo tienes que ser creativo y original. Mi tarea fundamental es hacer que mi marca se posicione en el Top of mind de la gente todo el rato”, explica.

¿Qué espera Pata para el futuro? Le gustaría ejercer la docencia universitaria, y ser un aporte ante un tema que actualmente no tiene mucha cabida. “Yo nunca pensé que como periodista podría trabajar en esto, y hoy siento que es uno de los trabajos del futuro. La comunicación está migrando a una era súper digital, por lo que alinear aspectos como éstos, es un tremendo desafío”.

Película: Mary Shelley (por ser un reflejo de la complejidad de ser mujer).
Serie: Orphan Black.
Comida: Pizza artesanal.
Destino: Milán.
Estilo: Amante de los básicos. Un buen jeans o pantalón de cuero con una blusa taquilla, un par de accesorios simples y armé mi look.
Libro: Memory Motel, de María José Viera-Gallo.
Música o canción: Do I wanna know?, Arctic Monkeys.
Deporte: Baile.
Placer culpable: Un fin de semana en cama sin levantarme.
Objeto infaltable: Terrible, pero necesario: ¡Celular!
Mascotas: Gatos.
Inspiración: Revistas de moda antiguas, ferias libres, multitudes de gente, la calle, estilos diversos y buenas conversaciones.
Perfume: Cítricos suaves, últimamente uso Coach.
Dato: Comprar lo que necesites de segunda mano, ayudas al medioambiente y además ahorras, ¿qué mejor?