Isabel Escalona:

“Valoro a los que trabajan conmigo como parte de mi familia”

            Gracias a su profesionalismo y entrega, Isabel ha logrado convertirse en una de las banqueteras con mayor renombre de Concepción. Sus asesoramientos han dejado huella en espacios como el Clubhaus Victoria del Deportivo Alemán y el Colegio Médico, y en la actualidad, ejerciendo como independiente, no hay un solo detalle que se le escape en lo relativo a eventos sociales.

A sus 38 años, se define como una persona simple; de pocos, pero grandes amigos, y muy exigente con su trabajo, siendo esto lo que le ha permitido brillar en el rubro como lo hace. Sin embargo, el camino hacia el éxito rara vez es fácil y ella no fue la excepción. Pese a que desde niña sentía fascinación por jugar a cocinar con las plantas del jardín de su abuela, comenzó estudiando Derecho, pues sus dos padres ejercen la profesión, y no fue hasta tercer año que decidió aventurarse por Gastronomía Internacional. ¿Su consejo hoy?  Seguir los sueños y luchar por ellos.

Película: Otoño en Nueva York.

Serie: La última que estoy viendo es Dark.

Comida: Risottos, de todas las formas posibles. Son la prueba de fuego para cualquier restaurant.

Destino al que te gusta viajar: Mi último viaje de placer fue Nueva York. Es súper cosmopolita y considerando que a mí me interesa tanto la cocina, hay muchísimos lugares para comer. Volvería mil veces.

Prenda que no puede faltar en tu outfit: Jeans. No voy a decir cuántos tengo, pero no faltan en mi clóset y me encanta cómo combinándolos con unos tacones y una blusa quedas vestida, y con zapatillas es algo completamente distinto.

Música: Coldplay y James Blunt. A los primeros los fui a ver y al segundo lo veré en su concierto en marzo.

Deporte: Acondicionamiento físico cuatro veces a la semana y también yoga.

Placer culpable: La peluquería.

Objeto infaltable en tu cartera: Crema de manos. Nunca me falta una, porque como trabajo mucho preparando cosas, se me deshidratan con facilidad.

Trago favorito: Para mí, el vino es un mundo y también rodea mucho la gastronomía. En mi familia somos muy vineros, como todo con él y siempre voy a catas. Mi cepa favorita es el merlot.

Mascotas: Acabo de regalarle un Boyero de Berna a mi familia. Encuentro que los perritos son súper buenos compañeros.

Inspiración para el trabajo: Mis niños, que son mi vida. Me mueven y me motivan a seguir trabajando, reinventarme y proyectarme. Joaquín, de 16, Pedro, de 10 y la Violetita, de 4.